ENTÉRATE:
  Tras intenso operativo rescata Fuerza Civil a persona privada de su libertad, en Hueyapan de Ocampo  //  Detienen a presunta secuestradora en Jáltipan  //  Registra Rusia la primera vacuna contra el COVID-19  //

PISANDO CALLOS... Arturo Herviz, el encantador de serpientes

abril 22, 2020

  • Arturo Herviz, el encantador de serpientes
  • Ediles bailan al son que le toquen
  • El Covid 19 los trae de la manita sudada

            Por ISIDROJI

            Atrás quedaron los ediles camorreros, aquellos que se desgarraron hasta las vestiduras en aras de defender al pueblo de Ángel R. Cabada, un Anselmo González Rivera y la síndica Claudia  Santamaría que en sus encontronazos no bajaron al alcalde Arturo Herviz Reyes de corrupto y cínico, de haberse llevado el presupuesto de una obra de electrificación para una comunidad para su rancho Laguna del Majagual, dijera mi abuela, tanto escándalo para venirse a cagar Aguado, aquí se aplica la astucia del encantador de serpientes, aquel que con flauta incita a la víbora a salir del cesto para después con su música adormitarla hasta dejarla toda pendeja, así en el Ayuntamiento de Ángel R. Cabada, Arturo Herviz Reyes les tocó la flautita a sus ediles y Redonditos cayeron, eso es lo que hace la ambición del dinero, los " Aguerridos" ediles pronto doblaron no solo las manos sino los pies cayendo de rodillas ante un Arturo Herviz que conoce de que pie cojean, les conoce el lado flaco, sabía que tarde que Temprano tenían que humillarse, hoy son el hazme reír de una sociedad que había empezado a creer en ellos, pero se dieron cuenta que solo eran una pantomima, iban en busca de dinero, no permitirían que el alcalde se comiera todo el pastel y que ellos no pudieran saborear una buena tajada, hoy con el pretexto de que deben estar unidos para combatir la pandemia del Covid 19 andan de la manita sudada como si nada hubiese pasado, que lástima que el gozo se haya ido al pozo, ni para creerles en futuros eventos, pero Arturo el gran encantador de serpientes les tocó la flauta y rápido los hizo baila hasta que los durmió, hoy andan de falderos oliéndoles las flatulencias al alcalde, que bajeza, pero como dijera quien fuera mi gran amigo el Che Rojas, lo que hay que hacer para comer y hoy más en tiempos de hambruna por el coronavirus, en fin una historia que no tuvo final feliz.